18/12/2017

Comunicado en respuesta al artículo del diario “Río Negro”

El Centro Universitario Regional Zona Atlántica de la Universidad Nacional del Comahue aclara sobre el artículo publicado por el matutino regional titulado “Denuncian trato inadecuado hacia mujeres dentro del CURZA”. En esta nota, damos a conocer el comunicado completo.

El día 13 de diciembre del corriente año, se publicó un artículo titulado “Denuncian trato inadecuado hacia mujeres dentro del CURZA”. El contenido del mencionado escrito advierte que no hubo respuestas de la institución universitaria frente a situaciones denunciadas por algunas estudiantes durante el corriente año. Entre otros aspectos, se señalan presentaciones inexistentes en el Consejo Superior y una falta de interés que no se ha reflejado por parte de referentes del CURZA.

En este marco, consideramos que debemos brindar a la comunidad las explicaciones relativas a la delicada situación que se ha divulgado irresponsablemente. En primer lugar, la Universidad Nacional del Comahue cuenta desde el año 2013, con un “Protocolo de intervención institucional ante denuncias por situaciones de violencias sexistas en el ámbito de la Universidad Nacional del Comahue”. Este Protocolo fue adecuado al funcionamiento del Centro Universitario Regional Zona Atlántica (CURZA) durante el corriente año debido a la necesidad de abordar situaciones de violencia que se suscitan en nuestra sede académica

En el marco del trabajo sostenido, las autoridades del CURZA convocaron a docentes, no docentes, graduados/as, estudiantes, investigadores/as e integrantes especializados de otras instituciones de la sociedad, a conformar una comisión destinada específicamente a trabajar respecto a las denuncias que se presenten en el marco del Protocolo ante denuncias por violencias sexistas en la Universidad. La comisión se conformó mediante la Resolución del CD Nº253/17, aprobada el día 10 Octubre 2017 y se encuentra trabajando arduamente en la implementación de mecanismos que disminuyan las violencias sexistas en el CURZA, promoviendo reuniones continuas, proponiendo diversas estrategias de intervención e intercambiando recursos disponibles para acompañar a aquellas personas que denuncian en forma oral o escrita las diversas situaciones de malestar a las que se encuentran expuestas.

Debemos manifestar que la situación a la que refiere el artículo anteriormente mencionado, ha tenido inmediata y especial atención desde el momento en que se tomó conocimiento, como así también se han puesto en funcionamiento todos los dispositivos que prevé el Protocolo y otros que se han considerado prioritarios. Por otro lado, consideramos irresponsable exponer una situación de tal envergadura sin contar con información fehaciente y exponiendo a quienes han tomado la decisión de denunciar. No podemos ni debemos brindar públicamente detalles del proceso que se viene desarrollando, ya que forma parte de información confidencial en el marco de cualquier proceso de estas características, máxime si pretendemos resguardar y respetar la privacidad de aquellas mujeres que se han acercado a solicitar nuestro acompañamiento.

Por último, es necesario recalcar que el CURZA es una institución que viene ofreciendo diversos espacios académicos vinculados al estudio de los géneros y las vertientes que de allí se desprenden. Algunos de estos espacios cobran especial relevancia, como lo son la Cátedra libre de género/s y sexualidad/es en funcionamiento desde el año 2016, diversos Proyectos de Investigación y Extensión vinculados a la problemática de la violencia de género y/o familiar, investigaciones en el marco de becas y muchos otros espacios más, incluyendo estos contenidos inclusive desde los primeros momentos del ingreso a la Universidad.

Reafirmamos que la comunidad del Centro Universitario Regional Zona Atlántica tiene un fuerte compromiso con la eliminación de todo tipo de violencia en el ámbito de nuestra Unidad Académica y nos encontramos trabajando cotidianamente en función de ello.

 

 

Agustina SCHÄUBLE                                                                                 Claudio MENNECOZZI

COMISION PROTOCOLO                                                                         DECANO-CURZA

VIOLENCIA SEXISTA                                                                                     UNCo